Casa en Montrás

El patio y la vida

V01

 

El terreno está situado en Montrás, con orientación sur y una ligera pendiente hacia el fondo de la parcela. La casa se implanta en la parte alta del terreno dejando la mayor parte del espacio y terreno por delante, donde se ubica la piscina y los espacios exteriores. La idea principal fue conectar la casa con el exterior, abrir las estancias al jardín y comunicar visualmente el interior con la naturaleza.

Todas las estancias principales están en planta baja, y también se proyecta una planta sótano donde se ubican las zonas auxiliares como el parking, almacenes e instalaciones, y una sala de juegos.

En planta baja planteamos dos volúmenes diferenciados, y colocados perpendicularmente. Esa estrategia de disposición nos permitía adueñarnos del jardín y aprovecharlo en todas sus orientaciones. Un volumen donde se ubica la sala comedor y cocina orientados a sur y con el porche delante y otro donde se ubican los dormitorios con sus baños, orientados a sur y este. Entre estas dos piezas se sitúa el núcleo de acceso, que las une en la zona intermedia, y que se abre hacia un patio contemplativo.

La planta de la casa basada en 2 rectángulos, se convierte en una geometría permeable, a base de patios y retranqueos que van apareciendo alrededor de todo su perímetro. En este perímetro se generan pequeños jardines contemplativos, porches y zonas exteriores cubiertas, que abren la casa al exterior y generan una continuidad espacial con el jardín y el entorno más cercano.

La normativa de la zona, nos exigía que la cubierta fuera inclinada, pero queríamos darle un aire más actual a la casa, con una cubierta más permeable en la que pudieran aparecer huecos y patios que nos ayudasen a integrar la casa con su exterior. Generamos una cinta a 2,5m de altura, que nos unificaba toda la cubierta y los huecos, de forma que la cubierta inclinada, acabada con teja recuperada manual, quedaba retrasada en un segundo plano.

Las pendientes de las cubiertas son a cuatro aguas partiendo siempre desde el exterior del rectángulo, como punto más bajo. Una serie de patios, como volúmenes vacíos, la irrumpen a lo largo de su perímetro.

La fachada de toda la casa combina grandes paramentos de piedra seca de la zona, con la cinta superior con un acabado tipo “sate”, de morteros. Utilizamos siempre colores naturales, tipo arena y piedra, que nos integran la casa al lugar.

En el interior de la casa aprovechamos para ganar altura con la cubierta inclinada en las estancias principales, y dejar vistos los techos de madera. El resto de materiales buscamos que encajasen y le dieran un aire más tradicional y mediterráneo al conjunto, con estuco de cal en paredes, paredes de piedra seca que entran al interior y maderas envejecidas, que daban a los espacios una atmósfera más acogedora.

Por otro lado, la distribución de los espacios es muy abierta y actual, generando siempre fugas y puntos de vista hacia el jardín y los patios en todos los recorridos internos.

Arquitecto: Pablo Serrano Elorduy
Interiorista: Blanca Elorduy
Aparejador: Agustí Vidal
Constructora: –
Calculista hormigón: Óscar Frago – Estudi d’ Arquitectura Codi
Superficie: 417 m2
Imágenes: Vimworks
Fecha proyecto: 2018
Fecha obra: 2019-2020

 

V02

V03

V04

V05

V06